Hoy me he dado cuenta que es muy fácil perderse.

De repente tienes un sendero enfrente, y cuando levantas la vista, todo son matorrales, muchos caminos, entre ello escuchas el sonido de tu objetivo, pero…. ¿como sales de ahí? ¿porque camino vas ?

Retrocedes y pruebas suerte. Y encuentras el camino por el que has de ir, camino que ni si quiera en un principio estabas siguiendo. Es uno completamente diferente.

Que fácil es perderse. Y que fácil es encontrarse. Que dificil lo hacemos nosotros si nos vemos perdidos. Cuando es tan sencillo como levantar la mirada y elegir otro de los caminos que te lleven a tu meta.

¿Y tu? ¿ Crees que somos nosotros quienes complicamos las cosas? ¿O simplemente son complicadas por naturaleza?
Déjamelo en los comentarios, estaré encantada de leerte.
Mucho Love.
Categorías: Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *